ELABORACIÓN DE JABÓN. REACCIÓN DE SAPONIFICACIÓN. 

 

OBJETIVO

 

Elaboración de jabón a partir de grasas y aceites caseros por medio de la reacción de saponificación.

 

MATERIALES

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PROCEDIMIENTO

 Vamos a enumerar distintas recetas de la obtención del jabón casero que hemos recogido en nuestras localidades

Receta procedente de Ojos Negros: 

 

Receta procedente de Torralba de los Sisones:

 

 

 

1.       Proceso con aceite: Lo primero que haremos será disolver la sosa que la tenemos en estado sólido, para ello pesamos 20 gr de NaOH en la balanza y enrasamos  a 100ml de agua para obtener una disolución al 20 %. Colocamos 100ml de aceite en un recipiente, y lo mezclamos con la disolución de hidróxido sódico. Calentamos durante 30 min. aproximadamente, al baño maría con cuidado y dejamos reposar durante 24 h.  para que se forme el jabón.

  1. Proceso con grasa animal: Repetiremos el proceso de disolver 20 gr de sosa enrasando a  100ml de agua para obtener una disolución al 20 %. Pesaremos 100 gr de grasa animal en la balanza y la calentaremos  al baño maría porque se encuentra en estado semisólido y nos interesa que esté algo más fluida. Cuando ya la tenemos, la mezclamos con la disolución de hidróxido sódico y de nuevo calentamos la mezcla al baño maría con cuidado y dejamos reposar para ver los resultados.

 

RESULTADOS

 

Cuando hemos disuelto la sosa que estaba en estado sólido en el agua, hemos observado que ha tenido lugar una reacción exotérmica ya que la disolución del agua con NaOH se calienta al desprender calor.

Al mezclar el aceite con NaOH obtenemos una mezcla de color amarillento-marrón, y cuando mezclamos la grasa con NaOH obtenemos una mezcla de color más blanquecino.

               

Aceite con NaOH                      Grasa con NaOH

Cuando hemos calentado estas mezclas y pasado un tiempo, hemos podido observar en el recipiente 3 capas: la inferior que contiene la solución de sosa sobrante con la glicerina formada; la intermedia, semisólida, constituida por jabón, y la superior, amarilla de aceite que no ha reaccionado.

Esta reacción ha tenido lugar por un proceso de saponificación en la que a partir de grasa y NaOH obtenemos jabón y glicerina.

 

 

 

 

CONCLUSIONES

 

Las conclusiones a las que hemos llegado tras la realización de la práctica son que los jabones se forman mediante una reacción denominada “saponificación”. Esta reacción consiste en una hidrólisis en medio básico de las grasas, que, de este modo, se descomponen en sales de potasio o sodio (jabones) y glicerina.

Las grasas son insolubles en agua, pero se dispersan formando micelas cuando se encuentran en un medio básico. Los jabones son sales de potasio o sodio, que emulsionan la grasa rodeando una microgota: las cadenas hidrocarbonadas (hidrófobas) se orientan hacia la grasa, mientras que los grupos carboxilo (hidrófilos), se disponen hacia el agua. Así los jabones ayudan a dispersar las grasas de la piel o los tejidos, junto con los restos de la suciedad adheridos a ellas, siendo arrastrados por el agua.

 

 

 

 

OPINIÓN

 

Personalmente, fue un experimento interesante, ya que comprobamos como nuestros abuelos se fabricaban el jabón y comprobamos experimentalmente lo estudiado.

 

 

 

 

 

 

 

 

BIBLIOGRÁFIA

www.arrakis.es

www.google.com

AA.VV. Biología 2º Bachillerato, Santillana.

AA.VV. Biología 2º Bachillerato, Oxford.

Enciclopedia Encarta Multimedia, 1999.