CLIMA OCEÁNICO

   
 

CLIMA MEDITERRÁNEO

   
 

CLIMA DE MONTAÑA

   
 

CLIMA DE CANARIAS

   

 

  1. EL CLIMA OCEÁNICO.

Ocupa el norte de la Península, es decir la cornisa cantábrica y Galicia.

Las preocupaciones son abundantes y regulares. El total anual supera los 800mm, y los días de lluvia son más de 150 al año. Suele darse un máximo de precipitación en invierno. Las lluvias caen de forma suave, lo que favorece su filtración en el suelo.

Las temperaturas son suaves, y la amplitud térmica, escasa (menos de 15 ºC), aunque con diferencias entre la costa y el interior.

  1. EL CLIMA MEDITERRÁNEO

El área de clima mediterráneo es la más extensa de España. Comprende el territorio peninsular al sur de la zona de clima oceánico, las islas Baleares, Ceuta y Melilla.

Las precipitaciones son escasas e irregulares. El total anual es inferior a 800mm. Sequía en verano mientras que los máximos de precipitaciones son equinocciales. Las temperaturas varían entre la costa y el interior y de norte a sur. Este clima presenta varios subtipos.

2.1.  EL CLIMA MEDITERRÁNEO MARÍTIMO

El clima mediterráneo marítimo abarca la costa mediterránea peninsular, la costa suratlántica, el archipiélago balear, Ceuta y Melilla.

Las precipitaciones son escasas y presentan diferencias entre la costa mediterránea y la suratlántica.

-         En la costa mediterránea son menos porque las borrascas atlánticas son esporádicas y llegan muy modificadas. El máximo principal se da en otoño.

-         En la costa suratlántica, las precipitaciones son más abundantes, al encontrarse más afectada por el paso de las borrascas atlánticas. Su máximo principal es en invierno o en otoño-invierno.

Las temperaturas aumentan de norte a sur y presentan amplitudes medias (12 ºC-15ºC/16ºC) con veranos calurosos (superan los 22ºC) e inviernos suaves por la influencia del mar.

2.2.  EL CLIMA MEDITERRÁNEO CONTINENTALIZADO

El clima mediterráneo continentalizado comprende el interior peninsular, menos la zona media del valle del Ebro. Ser caracteriza por su aislamiento de la influencia marítima, lo que le da un carácter continentalizado.

Las precipitaciones, también entre 800 y 300mm anuales, muestran diferencias apreciables.

-         En el centro de las depresiones castellanas y del Ebro son menores debido a su encajamiento entre unidades del relieve. El máximo tiene lugar en las estaciones equinocciales, sobre todo en primavera.

-         En el sector occidental del interior peninsular, las precipitaciones son más abundantes por la mayor frecuencia de paso de las borrascas atlánticas. El máximo tiene lugar principalmente en invierno.

Las temperaturas presentan amplitudes altas, superiores a 16 ºC.

2.3.  EL CLIMA MEDITERRÁNEO SECO, SUBDESÉRTICO O ESTEPARIO

El clima mediterráneo seco, subdesértico o estepario comprende el SE peninsular y la zona media del valle del Ebro.

Las precipitaciones anuales son inferiores a 300mm, lo que da carácter estepario a ambas áreas:

- En el SE, la aridez obedece a que la zona se encuentra al abrigo de las borrascas atlánticas gracias a los relieves de las cordilleras Béticas, a que llegan con dificultad las borrascas mediterráneas y a que son frecuentes las advecciones secas de África. En el cabo de Gata se llega al clima desértico (menos de 150mm de precipitación anual).

- En la zona media del valle del Ebro, la aridez se debe al aislamiento de las borrascas atlánticas por el Sistema Ibérico y a la nula influencia del Mediterráneo motivada por la posición de la cordillera Costero-Catalana.

Las temperaturas permiten distinguir entre:

- La estepa cálida de la zona costera del SE, con medias anuales en torno a los 17 ºC-18ºC e inviernos muy suaves (no bajan de 10ºC).

- La estepa fría del SE interior y de la zona media del valle del Ebro, con temperatura media anual inferior a 17ºC e inviernos moderados o fríos (entre 6ºC y 10 ºC y entre 6 ºC y -3 ºC, respectivamente).

  1. EL CLIMA DE MONTAÑA

El clima de montaña comprende aquellos territorios situados a más de 1000m de altitud. Este clima cuenta con unas características específicas, pues a medida que se asciende en altura, las precipitaciones aumentan y las temperaturas disminuyen.

Las precipitaciones suelen superar los 1000mm al año.

Las temperaturas se caracterizan por una medida anual baja, veranos frescos e inviernos fríos, lo que hace que sean frecuentes las precipitaciones en forma de nieve.

Estas características muestran algunas variaciones:

-         Las montañas del norte peninsular, incluidas en el área de clima oceánico no tienen ningún mes seco y presentan veranos frescos.

-         Las montañas del centro y sur, incluidas en el área mediterránea, sufren una notable reducción pluviométrica en verano, que puede dar lugar a uno o dos meses secos, y tienen temperaturas estivales más altas, rebasándose los 22ºC en algunos sectores.

  1. EL CLIMA DE CANARIAS

Las islas Canarias constituyen un dominio climático original debido a la influencia de diversos factores:

-         Su situación en el extremo sur de la zona templada.

-         La corriente fría de Canarias, entre las islas y el continente africano enfría las aguas superficiales más de lo que le corresponde por su latitud e incrementa la estabilidad del aire en verano.

-         El relieve hace disminuir la temperatura y provoca, en las vertientes expuestas al alisio, cuantiosas precipitaciones y nubosidad abundante (mar de nubes).

La influencia de todos estos factores da lugar a un tipo de clima caracterizado por los siguientes rasgos:

a)      Las precipitaciones son muy escasas en las zonas bajas. En las altas en cambio, las precipitaciones pueden llegar a los 1000mm en las vertientes de barlovento expuestas al alisio húmedo y constante.

b)      Las temperaturas son cálidas todo el año en las zonas bajas. En las zonas altas disminuyen las temperaturas

 

volver a la página de inicio